¿Quiere divorciarse?

Contáctenos

Su despacho de abogados
especialistas en derecho de familia

Profesionalidad

Su asunto será tratado con la máxima seriedad, discreción y confidencialidad.

Confianza y buen servicio

Para nosotros lo más importante es el cliente, por eso nos esforzamos para que se cómodo en nuestro despacho.

Buen precio

Le ofreceremos nuestros servicios al mejor precio. Descontando del precio final el coste de la primera visita. ¡Contacte para un presupuesto!

Contacto

Deje aquí sus datos y nos comunicaremos con usted lo antes posible

Soy mayor de edad y estoy de acuerdo con la
Política de privacidad

Divorcio amistoso, sin hijos o hijos mayores de edad

Este es un procedimiento rápido y el más barato, pues podemos realizarlo ante el Notario. Se redactará un Convenio con todas las Cláusulas que pacten los cónyuges en relación al divorcio y sus bienes, éste se firmará ante Notario. Es imprescindible la contratación de un abogado para ambas partes (pudiendo cada parte contratar el suyo) y nos ahorraremos el gasto de procurador. Este mismo Convenio Regulador se puede ratificar ante un Juez, en este caso tardará un poco más de tiempo que ante Notario, necesitando de un abogado y un procurador, pudiendo ser los mismos para ambas partes, y reducir costes.

Divorcio amistoso con hijos menores de edad o para el caso de no estar casados, Guarda, Custodia y Alimentos

Este es un procedimiento consistente en que las partes llegarán a un acuerdo en relación al divorcio o fin de la relación en pareja, pactando las relaciones futuras en cuanto a la custodia de los hijos, la pensión de alimentos, la vivienda familiar, los bienes en común…. Una vez firmado el Convenio éste se debe ratificar ante el Juez, necesitando sólo un abogado y un procurador. Pudiendo cada parte elegir el que quiera.

Divorcio contencioso con o sin hijos, o para el caso de no estar casados Guarda, Custodia y Alimentos

Este es el procedimiento que más tiempo nos va a llevar, y más costes va a producir, pues cada parte precisa de un abogado y un procurador, teniendo que celebrar juicio y siendo el Juez quien decida las relaciones futuras entre las partes y los hijos (si los hubiere).